La Jugada Financiera destaca en nacimiento de Sporthunter
6 noviembre, 2018
Gonzalo J Illana Profesor del Modulo de Compliance Deportivo en la Universidad Europea- Real Madrid
4 marzo, 2019

Anteproyecto de Ley del Deporte: luces y sombras

El medio especializado en la actualidad profesional y Jurídica del Deporte se ha echo eco del temprano análisis de nuestro Managing Partner Gonzalo Jiménez Illana, en el que destaca algunas luces y sombras del Anteproyecto de Ley del Deporte.

Se destaca entre las Luces, la búsqueda por implantar programas de Buena Gobernanza, Transparencia, Integridad y Compliance en el deporte y las Federaciones Deportivas. Frente a esto encontramos algunas sombras como la limitación de recursos a las federaciones prohibiendo las ayudas de la Liga.

https://iusport.com/art/79723/anteproyecto-de-ley-del-deporte-luces-y-sombras

Visto el reciente e impactante anuncio del Anteproyecto de la Ley del Deporte y tras poder analizarlo con cautela sin caer en el sensacionalismo, considero que entre las 97 paginas del documento podemos encontrar algunas luces y otras sombras muy destacables.

 

Con animo de ser positivo empezaría por las “Luces”, mencionando lo que me parece una magnifica iniciativa, si bien aún hay que aterrizar más la idea. Estoy hablando de las referencias explicitas al Buen Gobierno y la Transparencia, dos valores que aparecen reflejados en esté Anteproyecto desde el preámbulo cuando establece que “el control ha de extenderse al Buen Gobierno de las federaciones deportivas y al establecimiento de normas de Transparencia que permitan conocer a la sociedad la actividad completa de las federaciones”.

 

Una cuestión fundamental para generar valor y confianza en el modelo federativo que desgraciadamente y debido al abuso de poder de unos pocos, en los últimos años ha sufrido un deterioro de imagen realmente preocupante.

 

Está cuestión aparece más desarrollada en el articulo 65 del Anteproyecto donde establece una serie de planteamientos realmente interesantes y con visión de futuro. “Las federaciones deportivas españolas y las ligas profesionales adoptarán un Código de Buen Gobierno con el objeto de mejorar sus actuaciones”. Además establece que “después de cada elección de Presidencia, realizarán un plan de riesgo relativo al gobierno corporativo, adoptándose las medidas adecuadas”.

 

Este quizás sea a mi entender el punto clave en lo que a está materia se refiere, la necesidad de desarrollar una auditoria interna que dibuje un mapa de riesgos pero no solo entendida como mecanismo de control, sino como proceso de consultoría a fin de mejorar la Federación y atender cualquier riesgo que pudiera no haber sido previamente detectado.

 

Por ultimo y a fin de preservar la integridad de dicho informe y control, se estipula queel seguimiento del Código de Buen Gobierno se atribuirá a terceros independientes” y en aras de motivar dicha buena gestión y avanzar en materia de transparencia, “los informes o documentos que resulten de dicho seguimiento se harán públicos en la Web. Además las federaciones y las ligas deberán elaborar, con carácter anual, un Informe de Buen Gobierno, que someterán a aprobación de la Asamblea General”.

 

Como digo, un avance en un sector aún marcado en gran medida por la tradición, por el “siempre se ha hecho así” y un importante paso en el camino hacia la profesionalización del deporte. Figuras que hace años sonaban ajenas al mundo del deporte como Compliance o Cumplimiento Normativo, que velan esencialmente por establecer políticas de Buen Gobierno y Transparencia así como establecer controles exhaustivos para prevenir posibles delitos en el marco de las federaciones en este caso, cada vez son más una realidad.

 

Algunas Federaciones ya abanderan estás políticas de Buena Gobernanza y ya han desarrollado programas en está línea, aún con el esfuerzo de recursos que puede suponerles. Un esfuerzo que debe ser valorado y seguido por otras muchas y que este anteproyecto parece terminará exigiendo.

 

Este cuestión me lleva a lo que veo como gran mancha o “Sombra” dentro de este Anteproyecto, y no por ya comentado en estos días, resulta menos esperpéntico. Me estoy refiriendo al Articulo 90.2 que establece que “En ningún caso las ligas profesionales podrán adquirir, explotar o comercializar los Derechos de explotación y comercialización de las competiciones de las que no tengan la condición de organizador”.

 

Un apartado desarrollado específicamente contra el actual proyecto de La Liga. Además tipifica como “infracción muy grave” para el presidente de la liga profesional en cuestión y especifica en su articulo 112 que, “la responsabilidad se extenderá a las personas que ostenten la presidencia y demás miembros directivos tanto de las ligas profesionales como de las federaciones deportivas organizadoras de las respectivas competiciones”.

 

Esta cuestión me parece una “Sombra” en un proyecto que podría abanderar la limpieza en el Deporte o la promoción de la Igualdad de Genero entre otros puntos fuertes y ha decidido no atender ni hacer participes a las Federaciones Deportivas que se ven claramente perjudicadas con este giro normativo.

 

Parece que el ministerio vive ajeno a la realidad del deporte (teoría que coge más fuerza cuando vemos declaraciones del propio ministro que afirma  que “Nadie ha visto nada, es un texto que tiene más sello del Ministerio de Cultura que del CSD.”) No parece una afirmación de la que sacar pecho.

 

El deporte federado tiene una gran necesidad de recursos económicos que no parece que la Administración esté dispuesta a satisfacer, este Anteproyecto no introduce ninguna medida orientada a favorecer el patrocinio y tiene el arrojo de atacar la OTT de la Liga que proporciona a las federaciones unos ingresos directos esté ultimo año de 3 millones de euros y una plataforma donde desarrollar visibilidad y por tanto esponsorización potencial.

 

Considero adecuado sobre está cuestión atender a las voces autorizadas que en estos días se han pronunciado sobre esta cuestión “No entendemos por qué se intenta limitar un operador, La Liga, que hace años decidió invertir en los derechos digitales del deporte español. No beneficia a nadie, y afecta a todos. Es una iniciativa legítima, y de importancia vital para el futuro de las federaciones”, aseguran fuentes de Adesp, “Se intenta salvaguardar que nadie monopolice, pero es que los campeonatos de España los negocia anualmente cada federación y ellas sabrán con quién quiere negociar”,

 

Además está cuestión no solo afectaría a las federaciones puesto que La Liga tampoco podría emitir partidos de otras ligas profesionales. Este año la Liga obtuvo los derechos de la LNFS de fútbol sala y la Asobal de balonmano, con las que firmó por cinco años. “Monopolio sería si hubiera un solo operador, pero nosotros pudimos firmar con otros que además nos daban más dinero”,afirmaba el presidente de la LNFS.

 

Cuando el ministro Guirao afirma que los monopolios arrinconan al pequeño para fomentar al más grande y todas las protestas vienen de los deportes minoritarios y tu único apoyo es la RFEF igual hay una confusión sobre quienes son los grandes y pequeños.

 

Confiemos en que las Luces pesen más que las Sombras y atendiendo a las reivindicaciones de la mayoría de actores del sector, el Consejo de Ministros no se plante sobre esta cuestión y podamos avanzar hacia una Ley del Deporte del S.XXI.