La World Compliance Association se hace eco del artículo publicado por nuestro socio Gonzalo Jiménez en el diario AS