eventos deportivos en madrid
¿El motivo de su viaje? Deporte
15 enero, 2015
comunicacion above sport
Cristiano Ronaldo, un 2015 de malas decisiones comunicativas
20 marzo, 2015

La crisis de imagen del F.C. Barcelona; “mes que un problema”

comunicacion deportiva

La importancia de la imagen en el deporte.

El deporte sin duda alguna está bajo el foco de la atención pública. Cada gesto, cada acción es observada por miles de personas, analizada y escudriñada por un jurado global y masivo. Si sobre esta afirmación cerramos el cerco y nos centramos en el deporte rey y en las principales organizaciones, tenemos una atención mediática que hace que cualquier pequeño error sea magnificado y tenga importantísimas repercusiones tanto económicas como deportivas.

La gestión profesionalizada de las comunicaciones y la imagen de los deportistas e instituciones deportivas es una cuestión de la que parece que muchos de estos protagonistas aún no se han concienciado. Los contratos publicitarios de las principales estrellas de fútbol así como de los clubs, generan unas cifras difícilmente comprensibles para el resto de los mortales y aun así día tras día saltan a la palestra escándalos que repercuten en dicha imagen como puedan ser por ejemplo los problemas fiscales de Lionel Messi, las investigaciones de FIFA por asuntos de irregularidades con menores tanto en el F. C Barcelona como en el Real Madrid, la propia FIFA con los escándalos sobre las asignaciones del mundial y el más reciente pero no menos importante también en Barcelona con la imputación del presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, por un presunto delito fiscal como ya ocurrió con su antecesor en el cargo.

Foto-articulo-Blog-2Los clubes y deportistas necesitan urgentemente aprender a gestionar estas crisis en el ámbito de la comunicación. Recientemente conocíamos que la estrategia legal del caso de los menores de La Masía, la llevaba la prestigiosa firma de abogados Cuatrecasas o que el presidente Bartomeu confiaba sus intereses al bufete González Franco. Contando con lo que hay en juego, no sería igualmente lógico que estos deportistas o instituciones buscasen ayuda profesional a la hora de gestionar estas comunicaciones y no simplemente esperasen a que llegue el siguiente escándalo que retire el suyo de las portadas?.

Hablamos de contratos televisivos, publicitarios, de naming, de patrocinio, y las posibilidades y fuerza de negociación para alcanzar los mejores acuerdos posibles, se ve gravemente mermada si la asociación que se hace de tu “marca”, no alude a unos valores especialmente positivos. No pretendo hacer sangre en el caso del F.C Barcelona, pero el cambio de percepciones que el público en general puede tener de la institución actualmente dista mucho de su famoso mensaje “mes que un club”, o de un equipo que recientemente era la imagen de UNICEF. Actualmente no son pocas las diferentes operaciones que tiene en marcha el club como el naming del estadio con Qatar Airways, los derechos televisivos multimillonarios con Telefonica y un largo etcetera que dependen de la percepción que el público tenga de la “marca” y que no parecen estar gestionadas de la manera profesional que se esperaría de negocios de dicha magnitud.

El mundo del deporte debe concienciarse de que igual que se busca el mejor delantero posible para marcar goles, el mejor entrenador para las estrategias, el mejor fisioterapeuta para las recuperaciones de los deportistas, es clave contar con un asesoramiento tanto en cuestiones legales que ayuden a prever estas situaciones o en su defecto contrarrestarlas y una estrategia de comunicación que sirva de guía no solo para situaciones de crisis como las que aquí estamos puntualizando pero si que permita gestionarlas de la forma más eficiente.

Por supuesto, y como argumentábamos desde un primer momento, las grandes organizaciones, y principales figuras del deporte son mas susceptibles de estar en “el ojo del huracán” , pero esta reflexión afectaría a todo el sector en su medida, y no solo al fútbol, deportistas acusados de dopaje, problemas con la justicia de penal que a todos nos pueden venir a la mente, desde los problemas fiscales, a denuncias por agresiones, violaciones, fichajes de menores o delitos y trifulcas relacionados con la seguridad vial. Todos ellos cuestiones que salpican las portadas de los medios de comunicación y que precisan de una importante gestión de comunicación profesionalizada, estando en juego todo lo que esta en juego. La situación del F.C Barcelona es “Mes que un problema” y puede sus un toque de atención y un aviso para el resto de integrantes del sector antes de que les llegue la ola.